jueves, 16 de agosto de 2012

FOURTEEN

"El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños."

(Eleanor Roosvelt)


Después de unas merecidas vacaciones estoy de vuelta con vosotros. Ha sido una semana de mucho descanso, mucho comer, y a pesar de tratarse del norte de España, mucho sol y bastante calor. Siento la tardanza.

Hoy vengo a comentaros algunas de las novedades de estos últimos días en el sector de la moda.
El evento estrella, sin lugar a dudar, ha sido la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos, ¿o quizás ha sido el paradero de la vampírica Kristen Stewart tras su infidelidad?... Espera, espera, vamos por partes. 


Como todos bien sabéis, en la noche del pasado domingo 12 de agosto (para aquellos que van al detalle) tuvo lugar la ceremonia de clausura de los JJOO y con ello el paso del marrón, digo del relevo, a los brasileños, que lo recibieron con una samba. En España casi 3 millones y medio de espectadores, según RTVE, estuvieron atentos al homenaje a la música y a la moda británica que tuvo lugar en las XXX Olimpiadas en el estadio de Stratford. 
Durante la ceremonia se rindió homenaje a grandes mitos de la música británica como John Lennon, The Queen, Pink Floyd o The Who. Cuando sonaba la canción "Fashion" algunas super modelos británicas como Kate Moss o Naomi Campbell desfilaron luciendo diseños de modistos como Alexandre McQueen o Stella McCarney, también británicos. Lo siento chicos, pero esta vez no iban semidesnudas y disfrazadas de angelitos (Victoria's Secret es una empresa americana).
Tras ellas y algunos otros músicos como Jessie J o Taio Cruz, y aquí es a donde yo quería llegar, aparecieron las Spice Girls sobre el techo de cinco taxis londinenses de color negro, luciendo sus mejores galas, que recordaban el estilo de hace 16 años cuando debutaron con el single "Wannabe". Arrebataron todo el protagonismo al resto de artista de la noche y al evento en general, e incluso hicieron mover las caderas al mismísimo alcalde de Londres, Boris Johnson . Su aparición era lo más esperado de la gala. Durante la actuación, se generó en Twitter una media de 116.000 tuits por minuto (Yo hice un retuit al día siguiente, lo confieso).

If you wanna be my lover.. you need to dress like me!

Y tratando de averiguar por qué estas cinco petardas me arrebataron el corazón cuando tenía 6 años hasta el punto de disfrazarme y bailar como Emma en el colegio por fin de curso, me he propuesto investigar el paradero de Kristen Stewart, a raíz del culebrón amoroso y posterior humillación pública tras ponerle los cuernos a Robert Pattinson (Yo creía que los vampiros las únicas cosas puntiagudas que podían tener eran los colmillos... ¡Me han vuelto a engañar!). 
¿Y por qué digo que me he propuesto investigar su paradero? Buena pregunta. Pues resulta que la vampiresa más bella de la gran pantalla y de la alfombra roja, calificativo con el que no estoy nada de acuerdo, es la imagen de la fragancia "Florabotanica" de la casa Balenciaga. E imaginamos, que tras haber desembolsado una buena millonada, la única cara bonita que aparece en el vídeo promocional es la del frasco de perfume. Y por si esto fuera poco, se oyen rumores de que no asistirá a la presentación de su última película. 

Querida Caperucita: decidiste jugar con el lobo feroz y ahora tendrás que quedarte castigada con la abuelita.

Otra de las novedades, muy merecida pero que en tiempos de crisis da mucha envidia, es la confirmación de que Amancio Ortega ya es el primer hombre más rico de Europa, por delante del dueño de IKEA o el de la empresa de lujo LVMH, y se pelea por el tercer puesto a nivel mundial con Warren Buffet, según Bloomberg.

¿Quién le iba a decir a él que esta sería su vida tras después de empezar vendiendo batas?

Y quiero concluir esta entrada con algo divertido, y es que la joven cantante y actriz Miley Cyrus nunca dejará de sorprendernos. 
Se desmelenó (por primera vez y en sentido figurado) cuando apareció con tan solo 17 años y tras el título "Can't be tamed" ligerísima de ropa y rechazando la imagen de niña buena que había ganado gracias a la productora Disney y la serie Hanna Montana. 
Y esta semana escandaliza (en sentido literal) al gremio de psicólogos, preocupado por si pudiera padecer algún trauma emocional, con un cambio de look radical. Un corte de pelo de lo más roquero. 
Si no lo veo, no lo creo.
Eso es todo por hoy. 
Dejad vuestros comentarios. 


Sígueme en Twitter





No hay comentarios:

Publicar un comentario